¿Qué es la comunicación efectiva?

qué es la comunicación efectivaPara comprender bien qué es la comunicación efectiva nos conviene abordar el tema de manera integral. Así tendremos una visión más útil y práctica.

También nos conviene ver críticamente las definiciones superficiales, producto de una concepción simplista de la comunicación. Son enfoques que no responden con efectividad a los retos de la comunicación efectiva.

Desventajas de una visión simplista de la comunicación efectiva

Una visión simplista reduce la comunicación a transmisión, explicación o difusión de información, dejando por fuera aspectos fundamentales, como:

 Cuál es el objetivo de quien inicia la comunicación, cuál es su intención;

 En qué situación está el interlocutor y cuál es su función;

 Qué interés tiene el interlocutor en el asunto que le comunican;

 Cuál es el estado de la relación entre los sujetos que se comunican;

En qué contexto se produce la interacción (el lugar y el momento).

Si no se toman en cuenta estos aspectos, no es posible tener una comunicación efectiva.

Definamos “efectividad”

Una definición integral y con mucha utilidad práctica: se es efectivo si se es eficaz y eficiente a la vez.

La eficacia es lograr un objetivo, un resultado o un efecto, previamente definido. Es decir, la eficacia es acerca del qué buscamos o queremos en un momento determinado.

La eficiencia es lograr nuestro objetivo, con menos recursos y en menos tiempo. Por tanto, la eficiencia es acerca del cómo logramos nuestro objetivo.

Estas definiciones permiten entender por qué lograr un objetivo no significa lograrlo con eficiencia. Es decir, quizás trabajamos más de lo necesario y/o nos tardamos más de lo que debíamos.

Por su parte, la eficiencia no tiene sentido sin objetivos definidos. Por ejemplo, de nada sirve ir muy rápido si uno no sabe hacia dónde va. O, no sirve hacer algo rápido si no se hace bien.

En resumen, la efectividad es un equilibrio entre la eficacia y la eficiencia.

¿Y qué es la efectividad en comunicación?

De acuerdo a lo dicho antes, la efectividad depende de los objetivos de quien tiene interés en una comunicación particular.

Pero definir objetivos de comunicación es algo retador, porque la comunicación siempre es un medio y no un objetivo.

Es decir, si decimos “tenemos el objetivo de comunicar…” o “nuestro objetivo es informar…”, no tenemos objetivos de comunicación bien definidos.

Es como si dijéramos que tenemos el objetivo de taladrar. No tiene sentido. El objetivo de taladrar es hacer un hueco.

Diferenciar bien lo que queremos de cómo lograrlo, nos ayuda a tener más eficacia y eficiencia con el objetivo. Así tendremos más comunicación efectiva.

Ejemplos de objetivos de comunicación bien definidos

Para evaluar nuestra efectividad en comunicación, necesitamos definir nuestros objetivos como en estos ejemplos:

Aumentar nuestra credibilidad como personas y la credibilidad hacia nuestros mensajes.

Que confíen en nosotros o que confíen más.

Generar o aumentar el interés por un tema o una idea.

Inspirar en otros las ganas o el deseo de hacer algo o de actuar de una manera específica.

Que otro asimile una idea, se apropie de ella y actúe a favor de la misma. (Por cierto, que el otro nos comprenda, no significa que esté de acuerdo con nosotros).

Crear o fortalecer lazos afectivos con el otro, de identidad y sentido de pertenencia.

Estos son algunos ejemplos del enfoque de deberían tener los objetivos de una comunicación efectiva. Por supuesto, cada quien los debe adaptar a su necesidad específica.

Podemos ser efectivos con unos objetivos y con otros no

La comunicación humana siempre reta nuestra coherencia.

Por ejemplo, podemos ser efectivos en llamar la atención de alguien. Si embargo, esto no nos hace efectivos en convencer a esa persona de una idea.

Un profesor o un jefe pueden ser efectivos explicando con rapidez una instrucción. Pero la velocidad no garantiza efectividad en la compresión de las ideas, o en ponerlas en práctica.

Un padre puede ser efectivo regañando a su hijo. Sin embargo, eso no implica efectividad en que el hijo aprenda lo que el regaño intenta enseñarle.

De igual modo, podemos ser efectivos gritando para que nos oigan. Pero ese no suele ser el recurso más efectivo para que nos respeten. Es decir, gritando podemos lograr que nos teman y obedezcan, pero no que nos aprecien y apoyen con fervor.

Finalmente, podemos tener más comunicación efectiva en el trabajo que con la familia. Pero también podemos ser muy efectivos en los dos ámbitos.

Como puede ver, la comunicación efectiva es relativa. Depende del objetivo específico que nos planteamos con alguien específico, en un momento específico.

La trayectoria en la comunicación efectiva

Para ser más efectivos logrando nuestros objetivos, también nos ayuda tener conciencia de la trayectoria en la comunicación.

Al mencionar trayectoria me refiero a que todo acto de comunicación tiene un antes, un durante y un después. Y los tres momentos influyen en la efectividad.

Por ejemplo, imagine que quiere vender una idea a alguien que no lo conoce. Pues tendrá que ser efectivo produciendo una conexión emocional positiva, antes de comunicar la idea que quiere venderle. De lo contrario, tendrá menos efectividad de venta.

Así mismo, si logra vender la idea, necesita ser efectivo con la “pos venta”. Por ejemplo, si prometió que hará algo tendrá que cumplir. De lo contrario, la próxima vez tendrá poca comunicación efectiva.

Tener conciencia de la trayectoria facilita ver que la comunicación también es acerca de las relaciones con los demás. Y la comunicación efectiva genera relaciones más armónicas y productivas.

La comunicación humana como proceso de cultivo

Asumir la comunicación como proceso de cultivar relaciones es fundamental para tener una comunicación efectiva.

La comunicación es un proceso continuo de cultivo, con resultados constantes, y no solo al final del proceso.

Esta visión de cultivo significa que no hay atajos en ciertos aspectos fundamentales de la comunicación. Hay etapas que necesitamos cumplir.

Por ejemplo, es más difícil vender un servicio costoso si uno no es creíble y confiable. Por lo tanto, la etapa inicial de la venta debe resolver la credibilidad y la confiabilidad del vendedor.

Es igual a lo que hacemos al cultivar una planta. Sabemos que “comunicarle” que se apure no hace que crezca más rápido. También sabemos que debemos cuidarla para garantizar su crecimiento.

Recuerda, la efectividad es un equilibrio entre la eficacia y la eficiencia. En consecuencia, si necesitamos cultivar relaciones con otros, la eficiencia —en términos de velocidad— es limitada.

Esta visión de proceso de cultivo también nos permite aprovechar el mejor recurso de la comunicación efectiva: la retroalimentación.

Los efectos que producimos en los demás con nuestros actos de comunicación, es el mejor indicador de efectividad. Y si estamos conscientes de esto, podremos avanzar más rápido hacia nuestros objetivos.

En resumen, ¿qué es la comunicación efectiva?

Según todo lo anterior, la comunicación efectiva es interactuar con otros, eficaz y eficientemente, cultivando relaciones armónicas y productivas.

Para que este proceso sea más efectivo, dependemos de:

1. La comprensión de las principales variables de la comunicación humana.

2. La adecuada definición de los objetivos de comunicación en cada momento.

3. El conocimiento y el dominio práctico de las claves de la comunicación efectiva.

– – – – – – – – – –
Si te ha gustado este artículo, sígueme en:
Twitter: @jucarjim y @artesupremo.
Facebook: http://www.facebook.com/jucarjim y http://www.facebook.com/cograf.

5 Responses to ¿Qué es la comunicación efectiva?

  1. Janneth Rueda Duarte says:

    En principio debemos tomar en cuenta cual es mi objetivo al comunicarme en un determinado momento, tomar en cuenta el interés del interlocutor y el contexto es decir el lugar y momento en que nos encontramos. Cuál es el objetivo real al comunicarme para así ser efectivo y entender la diferencia entre ser eficaz y eficiente. El objetivo de la comunicación a veces nada tiene que ver con la rapidez con que se haga.
    Otros puntos muy importantes a tener en cuenta es la trayectoria de la comunicación y entender que la misma funciona como un proceso de cultivo continuo.

  2. Surelis Cabello says:

    Entendiendo que se trata de cultivar relaciones, debo estar especialmente clara en lo que quiero trasmitir y de cómo lograr trasmitirlo para que la relación con el otro sea armónica y productiva.

  3. HENRY CARRERO says:

    Muchas personas pueden ser efectivas comunicandose en el sentido que son escuchados, ¿pero se entendió el mensaje? ¿Qué consecuencias trajo el mensaje? Muchas veces la comunicación termina en un fracaso. Debemos tener claro el objetivo de nuestra comunicación, el momento en que nos comunicamos, la forma en que trasmitimos el mensaje, el estado de nuestro receptor al recibir el mensaje, comprander este proceso complejo nos permitirá lograr una comunicación efectiva.

  4. Hola Bárbara. Me parece que hiciste un excelente parafraseo y resumen del artículo. Muchas gracias por tu tiempo. Saludos.

  5. Bárbara Villegas Peñalver says:

    Entiendo que la comunicación efectiva es un proceso continuo de cultivar relaciones, con objetivos definidos y resultados constantes. Donde manejar la retroalimentación y el efecto que producimos; como indicadores de efectividad, nos permitirá avanzar mejor y más rápido.

Leave a Reply

%d bloggers like this: